viernes, 26 de abril de 2013

MAYO


Dijo mayo a abril,
aunque te pese, me he de reír.

En mayo,
no dejes el sayo,
por si en vez de derecho,
viene de soslayo.

Agua de mayo,
no cala el sayo,
y si alguna vez lo caló,
pronto lo enjuagó.

El quince de mayo,
tirarás el sayo,
y si vuelve a llover,
lo vuelves a recoger.

Mayo caliente y lluvioso,
ofrece bienes copiosos.

Mayo mojado,
del buen barbecho hace prado.

Si en mayo llueve y hace calor,
todo el campo se cubre de verdor.

Mayo entrado,
un jardín en cada prado.

Flores en mayo,
tarde o temprano hallo.

Con el agua de mayo,
crece el tallo.

Agua de mayo,
vale para todo el año.

Agua de mayo,
pan para todo el año.

Mayo lluvioso,
campo pobre y huerto hermoso.

Mayo hortelano,
mucha paja y poco grano.

Ya viene mayo por esas cañadas,
espigando trigo y segando cebada.

Si en mayo hay lodo,
no se pierde todo.

Si en mayo oyes tronar,
echa la llave al pajar.

Guarda pan para mayo y leña para abril,
que no sabes el tiempo que ha de venir.

Guarda pan para mayo,
y hierba para tu caballo.

En mayo,
cualquiera tiene caballo.

Por Santa Cruz,
la viña reluz.

Hasta la Ascensión,
no te quites el ropón,
y después quita y pon.

Hasta el día de la Ascensión,
no guardes tu capa ni tu capuchón.

Por San Matías,
igualan las noches con los días,
y pega el sol en las umbrías.

Por San Matías,
el sol por las umbrías.

Cuando mayo va a mediar,
debe el invierno acabar.

Por San Isidro Labrador,
se va el frío y viene el calor.

San Isidro Labrador,
quita el agua y trae el sol.

Por Santa Rita,
el agua da más que quita.

Hasta que no pase San Germán,
no digas que tienes vino ni pan.

Mayo que fuere ventoso,
todo fruto hace sabroso.

Mayo y junio hacen un mes,
que el mejor del año es.

jueves, 31 de mayo de 2012

JUNIO



Mayo y junio hacen un mes,
que el mejor del año es.

El agua por San Marcelino (2 de junio),
buena para el pan, mejor para el vino.

Hasta el cuarenta de mayo,
no te quites el sayo,
y si vuelve a llover,
te lo vuelves a poner.

Hasta el cuarenta de mayo,
no te quites el sayo,
y si junio es un ruin,
hasta el fin.

Hasta el cuarenta de mayo,
no te quites el sayo,
y en llegando a San Miguel,
te lo vuelves a poner (29 de septiembre).

Malo si por San Bernabé (11 de junio),
no ha dejado de llover.

El día de San Bernabé,
dijo el sol: aquí estaré.








De San Pablo en adelante (29 de junio),
no hay niebla que no levante.

Entre San Pedro y San Juan,
las hierbas olores dan (29 y 24 de junio).

San Pedro lluvioso,
treinta días peligrosos.

Por San Juan (24 de junio),
suelta el gabán.

Agua por San Juan,
quita aceite, vino y pan.

Sanjuanada venida,
primavera ida.

Ni verano hasta San Juan,
ni invierno hasta Navidad.

Ni calor hasta San Juan,
ni frío hasta navidad.

(Lluvias) (Aguas) en junio,
infortunio.

En verano,
el capote con su amo.

Cuando viene la golondrina,
el verano está encima.

Verano fresco, invierno lluvioso,
estío peligroso.

San Juan trae el infierno,
y San Andrés el invierno (30 de noviembre).

En San Juan un baño,
salud para todo el año.

Quien en San juan, Sanjuanea,
En marzo, Marcea.

Por San Juan,
los días comienzan a acortar.

En el mes de San Juan,
al sol se cuece el pan.









Con el tiempo seguro en día de verano,
el sol conduce al viento de la mano.

Cielo de junio,
limpio como ninguno.

Junio brillante,
año abundante.

Por junio el mucho calor,
nunca asusta al buen labrador.

En junio, si pica el sol,
ni mujer, ni caracol.

Junio, julio y agosto,
ni mujeres, ni coles, ni mosto.

Venga junio fresco, Carmen claro,
y Santiago abrasado (16 y 25 de julio).